Karate: Seleccionados infantiles y juveniles ven recompensado su esfuerzo en el Panamericano realizado en Bolivia

Nueve karatecas enaltecieron el nombre de nuestro país en el Campeonato Panamericano de cadetes y junior, celebrado en la ciudad de Santa Cruz, Bolivia, donde consiguieron 2 medallas de oro y dos de bronce.

Fernando Calderón, oro en kumite -35 kilogramos categoría sub 14, Christian Wer, oro en -68 kilogramos junior, Bárbara Morales, bronce en -48 kilogramos junior y Sergio Cabrera, bronce en -76 kilos junior, se anotaron como los ganadores de preseas para Guatemala.

Parte de la delegación que conquistó el Panamericano arribó este lunes entre aplausos y felicitaciones de familiares y miembros de la Federación nacional de karate, quienes les rindieron honores en el Aeropuerto La Aurora.

Después cuatro combates llegó el título para Fernando Calderón, de 13 años y estudiante de quinto año en el Colegio Santa María Montesclaros.

“Lo celebré mucho; lloré luego de ganar la medalla porque era algo que deseaba. Se la dedicó a mis papas (Elisa y Luis) porque ellos tienen el tiempo para llevarme a entrenar siempre”, expresó el karateca.  

Sobre su pelea en la final contra el boliviano Leandro Subirana, destacó: “Sabía que iba a ser difícil por ser el local. Faltando 15 segundos tuve que remontar. Me mantuve tranquilo y deje por un lado la ansiedad (ganó por marcador de 9-3)”.

Calderón admite que ha sido duro combinar sus estudios con el entreno. “Ahora cuando llegue a mi casa me podré estudiar para recuperar mis exámenes perdidos. Sé que tengo que sacar buenas notas”.

Para finalizar, dijo que admira a todos los karatecas de la selección mayor y que intenta poner en práctica todos los consejos que le dan.

Bárbara Morales, de 17 años, se adjudicó su tercera presea de bronce a nivel Panamericano. “Estoy feliz por el tercer lugar aunque yo buscaba el oro. Esto logros me motivan y me enseñan a que todo esta alcance con esfuerzo”.

La karateca, que admira especialmente a Cheili González y María Castellanos, inició en este deporte a los 5 años, luego de que no tenía la edad suficiente para practicar ballet.