Misterio rodea la muerte del estudiante del Liceo Javier

Para Edward Alexander Aldana Fuentes, de 13 años, fue un día normal de clases en el Liceo Javier, en la zona 12 capitalina. Sin embargo, después de las 18 horas de ayer, las situaciones se tornaron difusas, pues existen varias hipótesis y comentarios que rodean el deceso de este estudiante en el área de la piscina de dicho centro educativo.

El escolar ingresó a este establecimiento durante el presente año, al grado de primero básico, según relató su progenitor Carlos Aldana, pues venía de una escuela pública de Villa Nueva, y ellos para darle una mejor formación educativa realizaron todos los trámites que esta institución educativa solicitó.

Dentro del pensum de estudios se encontraba la clase de natación los días martes al último período que concluía a las 18 horas, posteriormente se dirigían al bus que los trasladaba a sus hogares, manifestó el padre de la víctima. Quien afirmó que fue la señora del bus quien lo alertó que su hijo no viajaba con ella, y que desconocía su paradero, fue en ese momento cuanto el papá de Edward llegó al Liceo Javier para buscar a hijo.

Alrededor de las 18:30 horas, personal de seguridad del establecimiento permitieron el ingreso del señor Aldana a las instalaciones y fue cuando él lo encontró en la piscina ya sin vida, comentando que el agua se encontraba a muy baja temperatura y evidenciando que su hijo no sabía nadar. Además comentó que este día el curso no lo impartió el maestro titular, sino fue un suplente.

Colegio envía comunicado
“El martes 29 de marzo, tras notar su ausencia a la salida de su último período de clases y proceder a su búsqueda, Alex fue encontrado sin vida en la piscina del colegio por un grupo de educadores y estudiantes. Esperamos los resultados de las autoridades competentes para determinar las razones de su fallecimiento. Estamos interesados y dispuestos a colaborar en todo lo que sea necesario para que se esclarezcan los hechos y pueda salir la verdad a la luz”, manifiesta en la parte medular del comunicado oficial del Liceo Javier.

Sin embargo son más las dudas que surgen en cuanto a este incidente ocurrido en las instalaciones del centro educativo. Serán las autoridades del Instituto Nacional de Ciencias Forenses, Inacif, quienes se podrían tomar algunos días para realizar los estudios toxicológicos y poder determinar la causa real del deceso de este joven estudiante villanovano.

La familia Aldana pide explicaciones de lo sucedido, “estamos interesados y dispuestos a colaborar en todo lo que sea necesario para esclarecer los hechos y que se conozca la verdad”, puntualizó el progenitor.-

Foto Tomada del facebook-