El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, informó: “Esperaría que en un plazo de 180 días hayamos construido la unidad para tratamiento de pacientes renales de todo el occidente del país. Esto será un gran paso”.

A este lugar asistirá la población de los departamentos de Quetzaltenango, Huehuetenango, San Marcos, Quiché y Sololá, quienes viajan hacia la ciudad capital para tratarse en algún hospital nacional.

La construcción de esta unidad estará a cargo del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), además, una empresa ofreció entregar máquinas para realizar los tratamientos.

“Nos va a donar hasta 25 máquinas, 2 de las cuales se van al Hospital Regional de Escuintla, 8 vendrían a ser instaladas con todo su equipo para que los pacientes renales no tengan que ir a Guatemala, sino que lo hagan aquí”, dijo el mandatario.

Agregó que el nosocomio es “sumamente importante dentro de la red hospitalaria del país” y ofreció que antes de que termine su gobierno “lo vamos a tener que llevar a la característica de un hospital nacional, de primer nivel”.

Apoyo a salud

El gobernante solicitó apoyo al Congreso para que apruebe la ampliación presupuestaria que sería utilizada para concretar las mejoras trazadas para beneficio de la población del occidente del país.

Asimismo, solicitó a los trabajadores de salud que continúen su trabajo para la población guatemalteca, pero sobre todo que lo hagan en contra la corrupción dentro de los nosocomios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *