Estas son las acciones con las que Planta San Miguel, de Cementos Progreso, busca impactar de forma positiva, dando continuidad a los programas, proyectos y apoyo a las agendas de desarrollo local.
Guatemala, 6 de marzo de 2020
Los proyectos socioambientales que forman parte del programa de sostenibilidad de Planta San Miguel, de Cementos Progreso, abarcan la educación, formación y desarrollo de capacidades con las comunidades vecinas a sus operaciones. Asimismo, cuenta con un sistema de gestión ambiental de carácter preventivo, proactivo e inclusivo.

“En Planta San Miguel estamos comprometidos a fortalecer nuestras relaciones institucionales y comunitarias impulsando la gestión social y participando como socio de las comunidades vecinas, autoridades locales y aliados estratégicos”, comenta Francisco Castañeda, gerente de Planta San Miguel.

Anuncios

En el año 2019, Planta San Miguel realizó una inversión social de Q. 3.2 millones, con la que 11, 637 personas fueron impactadas directamente de forma positiva y 58,185 personas fueron beneficiados indirectamente con infraestructura escolar, patrimonio comunitario, fortalecimiento de las capacidades locales, recuperación de espacios verdes, trenes de limpieza, entre otros.

Otras iniciativas ambientales

Desde 2010 Cementos Progreso, a través de Agrobosques, realiza investigaciones sobre el Campeche y ha impulsado su consumo en las comunidades del Oriente guatemalteco con la distribución de más de medio millón de árboles de Campeche, para mejorar las condiciones alimentarias y económicas de los habitantes del corredor seco.
También se apoyó la conformación de la Asociación de Productores del árbol del Campeche (ASOPROCA). Actualmente unas 14 familias se benefician de las múltiples utilidades de esta planta.
Planta San Miguel cuenta con un vivero con la capacidad de producir dos millones de árboles. Wolfan Rodríguez, jefe de reforestación, comenta que en la Finca San Miguel y en las comunidades, se han sembrado un total de 17.3 millones de árboles. Según estudios de biodiversidad, se tienen 300 especies vegetales registradas, y hay 82 especies de flora y fauna a las que se les da seguimiento con monitoreo mensual.

En 2019, Planta San Miguel y Proverde trabajaron para coprocesar de manera segura: 1,550 Toneladas de residuos líquidos (lubricantes descartados y lodos de bunker), 3,800 Toneladas de llantas desechadas y 9,000 Toneladas de residuos sólidos (incluyendo llantas trituradas).

De acuerdo con Carlos Escobar, gerente de Proverde, los beneficios ambientales de esta actividad se trasladan a la sociedad guatemalteca en general. El coprocesamiento en los hornos de Cementos Progreso evita la disposición de residuos a través de botaderos, incineradoras u otras opciones de menor calidad socio-ambiental que pueden causar contaminación y enfermedades. “Esto es especialmente benéfico en el caso del coprocesamiento de llantas desechadas, porque se contribuye con la eliminación de criaderos óptimos para mosquitos transmisores de dengue, zica, chikungunya y malaria”, añade.

Impactos: 104

Por El Metropolitano

Somos un periódico alterno con noticias locales y nacionales de todo el territorio nacional de Guatemala

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncios