Italia se ve obligada a buscar la ayuda de Rusia, China y Cuba para combatir coronavirus

La Unión Europea dejó a Italia “prácticamente sola” en su lucha contra el covid-19, por lo que Roma tuvo que buscar ayuda de otros países como Rusia, China, Cuba y Venezuela.

La nación transalpina se ha convertido en el nuevo epicentro de la pandemia y ya cuenta con más de 74.300 casos de infección confirmados. En el país europeo incluso ha habido más muertes (7.503, de momento) que los registrados en China continental (3.281), donde se originó el brote.

No solo varios expertos consultados por RT, sino también numerosos ciudadanos ordinarios coinciden en que la respuesta inicial de la UE al brote masivo del coronavirus en Italia no fue la adecuada y que la tan necesaria ayuda no llegó desde Bruselas.

La UE subestimó el peligro y culpó a Italia

La Unión Europea subestimó claramente el virus, atribuyendo el brote en Italia a errores en el sistema sanitario del país, opina el excanciller italiano y representante de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, Franco Frattini.

Como resultado, Bruselas, que predica la solidaridad paneuropea, no actuó cuando esta solidaridad fue necesaria ante una crisis que finalmente afectó a todo el bloque comunitario.

“Hablando con franqueza, Bruselas no está haciendo lo suficiente. En el primer momento Italia estuvo prácticamente sola contra el virus. Muchos dijeron que todo se debió a los hábitos italianos, porque los italianos no respetan las reglas. Y, de repente, se dieron cuenta de que todos los demás países están igualmente afectados”, dijo Frattini.

La situación en otros Estados de la UE como Alemania y Francia se deterioró rápidamente, obligándolos a lidiar con miles de infectados en su propio territorio. “Todos se centraron en la situación en sus países antes de siquiera pensar en ayudar a los demás”, señaló a RT Andrea Giannotti, directora ejecutiva del Instituto Italiano de Estudios Euroasiáticos.

Ayuda de Rusia, China, Cuba y Venezuela

La UE ahora está tratando de “hacer más” y de alguna manera “compensar” su mala ejecución inicial de una respuesta coordinada, indicó el exdiputado italiano Dario Rivolta. De hecho, Bruselas ha intensificado sus esfuerzos, suspendiendo por primera vez el Pacto de Estabilidad y Crecimiento del bloque que regula la política presupuestaria, entre otras cosas.

Un anestesiólogo italiano de 85 años: “Estoy listo para volver al quirófano y ayudar a combatir el covid-19”
Frattini elogió “como muy importante” esta decisión, que permite a Roma actuar libremente en términos de gasto presupuestario. Pero el excanciller subrayó que la acción se produjo solo después de que Europa “se diera cuenta de que sus [medidas] eran inadecuadas para dar una respuesta unida”.

Sin embargo, ese paso no es suficiente, señaló Rivolta, agregando que “de momento” no hay cambios importantes y que, aunque la ayuda financiera es necesaria, existen otros factores a considerar, como la asistencia médica. “En cuanto a los aspectos médicos, lo único que hizo la UE hasta ahora fue poner barreras entre Italia y otros países”, explicó el exdiputado.

Ante esta situación crítica, Italia envió solicitudes de ayuda a todo el mundo. “A algunas embajadas italianas se les encargó negociar con los Gobiernos locales para encontrar oportunidades de recibir asistencia del exterior, como por ejemplo en forma de equipos” de los que el país no dispone, relató Andrea Giannotti.

Rusia, China, Cuba y Venezuela fueron algunos de los países que respondieron. En particular, estas naciones enviaron a Italia a sus médicos para apoyar al personal local en su lucha contra el brote.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *