Por segundo mes consecutivo, los ingresos de remesas familiares registraron un descenso interanual, pues en abril se tuvo una baja del 7,5 por ciento, informó el Banco de Guatemala (Banguat).

El mes pasado, los guatemaltecos residentes en el extranjero enviaron 690,76 millones de dólares, alrededor de 56 millones de dólares menos que en marzo, cuando la cifra se ubicó en 746,78 millones, pero con un decrecimiento del 9,66 por ciento respecto al 2019.

Sin embargo, en la comparación con su variación interanual acumulada, durante este primer cuatrimestre del 2020, los ingresos de las divisas son levemente positivos con relación al mismo período del año anterior.

De enero a abril de este año, los guatemaltecos enviaron más de 3 mil 80 millones de dólares, un incremento del 0,32 por ciento en relación con el 2019.

A la baja

Por la crisis de salud en Estados Unidos, donde reside la mayoría de los guatemaltecos en el extranjero, las autoridades del Banguat ajustaron a la baja las previsiones de crecimiento de los ingresos de remesas, pues los migrantes, a causa de la pérdida de empleo, envían menos dinero a sus familias.

El banco central señaló que para este año las divisas por remesas familiares tendrán una caída del 9 por ciento, en un punto intermedio. En un escenario negativo podría reducirse hasta en un 11,5 por ciento.

Para el 2020 las proyecciones originales eran de un crecimiento que superaría el 11 por ciento, arriba de 11 mil 600 millones de dólares, sin embargo, con el repunte que tendrá la economía mundial para el 2021, la previsión es que las remesas puedan crecer 11,5 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *