El 20 de junio de 1880 se inaugura la primera estación del ferrocarril en Guatemala, aunque es hasta el 19 de julio de 1884, en que llega la primera locomotora al país, desde ese entonces la historia de este medio de transporte ha sido de desarrollo para toda la población y en la actualidad un proyecto de suma importancia para el gobierno del presidente Alejandro Giammattei.

En la actualidad Ferrocarriles de Guatemala trabaja en la protección y mantenimiento de 3.5 kilómetros de línea férrea que va de la Estación Central a la Estación La Ermita en la zona norte de la capital guatemalteca, siendo la primera fase.

La segunda fase abarca la zona sur, ésta tiene una extensión de 10 kilómetros, siendo de gran interés para las municipalidades de la Mancomunidad del Sur, ya que rieles cruzan los municipios de Guatemala, Villa Nueva, Amatitlán, San Miguel Petapa y Villa Canales.

Los trabajos en Ferrocarriles de Guatemala no solo abarcan las áreas operativas, el interventor Augusto Ponce indicó: “estamos realizando una reingeniería dentro de la institución, estamos haciendo que cada trabajador se sienta identificado con los ferrocarriles, este es un proyecto de nación y contamos con el apoyo del gobierno central el Presidente Giammattei. Él ha puesto énfasis en la competitividad a nivel región de Guatemala en materia de transporte”.

El proyecto de protección y mantenimiento también incluyen la puesta en marcha de dos locomotoras y tres vagones, ésto como plan piloto para verificar el estado y funcionamiento de las vías.

Para Edgar Tally, maquinista de FEGUA, comentó que ser ferrocarrilero es: “Un gran honor, siempre hemos estado en todos los procesos, ahora nos enfrentamos a un gran reto, sobrevivir a la pandemia y volver a sentir esa adrenalina cuando encendemos una máquina y volver a recorrer los bellos paisajes de nuestro país”.

Gracias al especial interés que ha puesto el gobierno del presidente Alejandro Giammattei, Guatemala contará con sistema de transporte de personas y de carga moderno, que cumple con todas las normas de seguridad internacional, siendo un incentivo para la inversión extranjera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *