La pandemia del coronavirus (COVID-19) ha afectado a diversos sectores, principalmente en el área laboral. Para paliar la situación, el Gobierno cuenta con el Fondo para la Protección del Empleo, el cual apoya los trabajadores cuyos contratos laborales fueron suspendidos.

Sin embargo, del 1 de julio a la fecha el Ministerio de Trabajo y Previsión Social (Mintrab) registra 104 denuncias por irregularidades en el proceso de suspensión de personal durante el estado de calamidad pública en el país.

Tales denuncias fueron presentadas ante el Ministerio Público (MP) contra igual número de empleadores, pues durante las supervisiones efectuadas por la cartera hubo varios hallazgos en las solicitudes de cesantía.

Anomalías en la suspensión laboral
Según las autoridades, esa cartera ha realizado 163 inspecciones en empresas de Guatemala, Sololá, Quiché, Suchitepéquez, Totonicapán, Quetzaltenango y Santa Rosa. Como resultado se detectó que varias personas fueron inscritas como empleadores, pero no pertenecían a los negocios registrados.

De esta cuenta, se plantearon las denuncias correspondientes ante el MP y se iniciaron procesos para sancionar a los responsables.

Continúa el apoyo

Por su parte, el ministro de Economía, Antonio Malouf, indicó que el Fondo de Protección del Empleo se encuentra vigente.

A decir del funcionario, se seguirá otorgando el beneficio a los trabajadores cuya suspensión haya sido aprobada por el Mintrab antes del 1 de octubre.

“El fondo continuará hasta agotar recursos o hasta que se termine el año fiscal. Hago un llamado a los empresarios para actualizar la planilla correspondiente a la primera quincena de octubre a través de la plataforma www.suspensiones.gob.gt“, agregó.

Los favorecidos

A la fecha se ha beneficiado a 187 mil 549 trabajadores, en quienes se han erogado mil 328 millones 857 mil 650 de quetzales.

El Fondo para la Protección del Empleo fue aprobado por el Congreso de la República mediante el Decreto 13-2020 y es parte del Plan General de Atención a la Emergencia COVID-19 diseñado por el Gobierno.

Por medio de él, el personal suspendido debido a la crisis recibe 75 quetzales diarios durante tres meses.

Hasta ahora, se han recibido 32 mil 547 solicitudes de suspensión laboral por parte de 22 mil 465 empresas. De estas, 27 mil 621 ya están aprobadas.

Bono para jubilados

Aunque originalmente el Congreso aprobó 2 mil millones de quetzales para el Fondo, de estos, se redirigieron 150 millones de quetzales para otorgar un bono único a los jubilados y pensionados del Estado.

Tales recursos se ejecutaron a finales de agosto y permitieron beneficiar a 103 mil 692 personas, quienes recibieron una ayuda de mil 446,59 quetzales.
Texto Karla Estrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *