El argentino Ramiro Roca alegró a los aficionados Rojos antes de caer al abismo y quedar eliminados de la Liga Concacaf 2020.Municipal perdió ante Deportivo Saprissa de Costa Rica 4-1 y quedó eliminado de la Liga Concacaf 2020. Y de esa forma, culminó una de las participaciones más extrañas y atípicas a lo largo de su historia en la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf, por sus siglas en inglés: Confederation of North, Central American and Caribbean Association Football).

El partido tuvo un inicio explosivo por parte de los guatemaltecos, que tuvieron al argentino Ramiro Rocca como su mayor exponente en la portería de Aaron Cruz.

Primero lo intentó al 7’ pero Cruz ahogó el grito de gol. Luego llegó la jugada en el 18’ con un mano a mano entre Rocca y Cruz, donde salió victorioso el portero de los morados.

Y la tercera fue la vencida. El cronómetro marcaba el 20’, cuando se cobró un tiro de esquina y desde la izquierda se levantó un centro por parte de Carlos Alvarado, pero la jugada fue recortada a una mano por Aaron Cruz, que la dejó suelta para la llegada del argentino Rocca, quien definió de forma extraordinaria para el 0-1.

Hasta pasada la media hora de juego, Municipal era el conductor del juego, pero vino la reacción de los locales. Fue una noche negra para los Rojos, donde la niebla tuvo su protagonismo, ya que durante el partido impidió que el juego se apreciara con claridad.

Sumado a lo anterior, apareció la impecable participación de Johan Vanegas quien hizo los cuatro goles de los Saprisistas. Marcó a los 33’, 38’, 50’ y 53’.Con este resultado de 4-1, el actual campeón de la Liga Concacaf 2020 avanzó a los cuartos de final, donde se medirá ante el Marathón de Honduras.

La travesía roja en Costa RicaEl partido programado inicialmente para el miércoles 04 de noviembre tuvo que ser reprogramado debido a seis casos positivos de coronavirus en la delegación de Municipal. El Saprissa tuvo un contagiado.

Posterior a ello, se realizaron nuevas pruebas por parte de la Concacaf y como resultado se dio un nuevo caso positivo en la delegación de los Rojos, pero tres de los que eran negativos arrojaron resultados positivos, y se determinó que serían parte del juego.

El martirio no terminaba para el cuadro guatemalteco que ante tanta incertidumbre estaba listo para partir al estadio Nacional de Costa Rica y dar lo mejor de sí para buscar el mejor de los resultados. Pero vino otro inconveniente. Autoridades del Ministerio de Salud de ese país retrasaron la salida el conjunto Edil.

Las autoridades sanitarias llegaron al hotel de concentración del equipo que dirige el argentino Sebastián Bini para constatar, verificar y tomar medidas por las irregularidades en las pruebas PCR (hisopados). Dicha visita retrasó el inicio del partido, mismo que se jugó a las 21:30 horas, 2 horas y 15 minutos después.

Para el juego, se determinó que el estratega Bini, los jugadores Frank de León, Héctor Moreira y Luis Pedro Rosas se quedaran en el hotel y no fueran parte del compromiso que le dio al Saprissa su clasificación a cuartos de final.

Hasta el momento se desconocen los resultados reales de los profesionales en mención. Ya que de ser positivos no podrían viajar de vuelta al país hasta pasar su respectiva cuarentena y presentar un examen, pero con resultados negativoTexto: Oscar Coronado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *