En todo el mundo, la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) no sólo destruye las economías locales sino también el medioambiente.

“La pesca INDNR y no sostenible nos afecta aquí mismo en el hemisferio occidental”, dijo el 9 de octubre Jon Piechowski (en inglés), secretario adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental. “Amenaza la seguridad económica, socava la soberanía de los estados ribereños, degrada el medio ambiente y debilita el orden mundial basado en reglas”.

Como cada vez más de la población mundial depende del pescado como fuente de proteínas, es de vital importancia regular y cumplir con los reglamentos de pesca locales y nacionales, según el Departamento de Estado.

Desde julio, una flota pesquera de más de 250 embarcaciones ha realizado actividades sospechosas frente a las costas de América del Sur. Existe la preocupación de que estos barcos puedan haber pescado en exceso alrededor de las islas Galápagos de Ecuador, un sitio Patrimonio Mundial de la UNESCO y uno de los ecosistemas marinos más diversos del mundo.

Izda.: Vista aérea de barco pesquero. Dcha.: Persona en habitación oscura mira una pantalla de radar (© Santiago Arcos/Reuters)
Foto de la izquierda: Un barco de pesca en un corredor internacional cerca de la zona económica exclusiva de las islas Galápagos el 7 de agosto. Foto a la derecha: Un oficial de la Armada ecuatoriana mira en el radar después de que una flota pesquera de barcos, en su mayoría de pabellón chino, fuera detectada en un corredor internacional que bordea la zona económica exclusiva de las islas Galápagos el 7 de agosto. (© Santiago Arcos/Reuters)

La mayoría de estos barcos son de la República Popular China. Los pescadores INDNR no sólo están devastando los medios de subsistencia de los pescadores locales, sino que también ponen en peligro la salud y la sostenibilidad de los recursos oceánicos y la fauna marina, dijo Piechowski.

La pesca INDNR socava la conservación de los ecosistemas basada en la ciencia. Cuando la captura no se declara, los gestores de la pesca local no pueden dar cuenta plenamente de la mortalidad de los peces en su zona económica exclusiva, según el documento “Perspectiva estratégica de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada” de la Guardia Costera de Estados Unidos para 2020.

Los resultados de la pesca no declarada, por lo tanto, “ejercen una presión indebida sobre importantes poblaciones de peces” y pueden perturbar el equilibrio ecológico, explica el documento. Esto significa que si se sacan demasiados peces del océano o del mar sin el conocimiento de los gestores pesqueros, las naciones no pueden regular y adaptarse a los esfuerzos de conservación de sus pesquerías y las poblaciones de peces podrían agotarse permanentemente.

Los aparejos de pesca utilizados por los pescadores INDNR causan más daños al medioambiente.

“Los métodos y aparejos de pesca ilegal utilizados por los autores de la pesca INDNR también pueden destruir los hábitats y dar lugar a una captura incidental excesiva y derrochadora”, indica el documento. “Estas prácticas no sólo destruyen los recursos de hoy día, sino también su capacidad de ser cosechados de manera sostenible durante años y décadas venideras”.

Combatir la pesca INDNR y alentar a los países a que colaboren en las prácticas de pesca sostenible es aún más importante para conservar el medioambiente, según el Departamento de Estado.

“Estados Unidos, como cuestión de políticas, hace un llamamiento a todos nuestros socios en todo el mundo para combatir la pesca INDNR”, dijo David Hogan, del Departamento de Estado, el 9 de octubre, “y para instar a la República Popular China a que se adhiera a las normas internacionales y detenga cualquier práctica ilegal e ilícita en todo el mundo”.

Share América

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *