Con 142 votos a favor, diputados al Congreso de la República aprobaron en su único debate el Decreto 1-2021, Ley para el financiamiento y adquisición de la vacuna contra el coronavirus (COVID-19).

El Organismo Ejecutivo planteó la iniciativa como parte del compromiso para garantizar la gratuidad y acceso universal a las vacunas contra COVID-19. La iniciativa contempla utilizar los ingresos corrientes y saldos de fuentes de los decretos 12-2020, 13-2020 y 20-2020 y para ello se realizará una readecuación al Presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado vigente.

Con ello se incrementará el presupuesto del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) por el monto de mil 500 millones de quetzales sin afectar el techo global del presupuesto vigente.

Para la adquisición de vacunas contra el coronavirus que sean eficaces, seguras y con costo asequible el MSPAS participa en el mecanismo COVAX. Todas las vacunas que se adquieran a través de este mecanismo serán precalificadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que garantiza que cuenten con las evidencias científicas que permiten determinar su calidad, seguridad y eficacia.

Anticipo realizado

con mecanismo COVAX

Guatemala ha gestionado el 15 por ciento del fondo necesario para una primera compra de 6,74 millones de dosis para 3,37 millones de personas, que corresponden al 20 por ciento de la población.

Esa cantidad es asignada por el mecanismo COVAX a los países que buscan adquirir la vacuna. El anticipo realizado corresponde a 83 millones 500 mil quetzales, lo que garantiza la entrega de la vacuna.

De igual forma, se contribuye a un cuarto frío en el Centro Nacional de Biólogos del MSPAS, en el cual se almacenará la vacuna, dado que, según cada fabricante, varían los requerimientos para el manejo de la cadena de frío de las vacunas.

Adquisición de vacunas

El objetivo de la ley es garantizar los recursos financieros para la adquisición de vacunas contra COVID-19, y a la vez facilitar los mecanismos legales que permitan la agilidad requerida, y con los fabricantes bajo las condiciones que favorezcan al Estado.

Posturas

“Mi voto y el de nuestra bancada fue a favor, primero porque la vacunación es una de las medidas más importantes para garantizar un impacto en la salud, en la sociedad y en la economía de todos los guatemaltecos”, dijo la diputada Karla Martínez, de Unión del Cambio Nacional (UCN).

Además, mencionó la importancia de que el país no adquirirá una nueva deuda. En ese sentido dijo que se realizó una efectividad para que se priorice en los saldos de caja y poder optimizar los recursos para adquirir las vacunas.

Por su parte el diputado Carlos Barreda, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), indicó que su bancada apoyó la aprobación de urgencia nacional de la iniciativa con el fin de dotar de recursos económicos al Gobierno de Guatemala para que se puedan adquirir las vacunas.

“Es importante explicar que la mayoría de partidos habíamos presentado enmiendas, sin embargo, hemos decidido retirar esas enmiendas porque hay un compromiso de incluir en esas enmiendas un fondo de revisión”, dijo Barreda.

Por su parte Manuel Rivera del Partido Rivera quien en junto a su bancada votó a favor agradeció al gobierno por haber tomado en cuanta su iniciativa de ley en la cual se contemplaba no hacer préstamos para la compra de las vacunas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *