Estados Unidos se reincorpora al Acuerdo de París, renovando su compromiso de asociarse con otros países para hacer frente a la amenaza global del cambio climático.

Tras su discurso de investidura del 20 de enero, el presidente Biden firmó la documentación formal (en inglés) que reincorpora a Estados Unidos al Acuerdo de París del 12 de diciembre de 2015, un marco fundamental para evitar las consecuencias potencialmente desastrosas del cambio climático.

“No hay tiempo que perder”, dijo Biden en el Despacho Oval, al firmar la aceptación del acuerdo por parte de Estados Unidos. “Vamos a combatir el cambio climático como no lo hemos hecho antes”.

Estados Unidos fue fundamental en la elaboración del Acuerdo de París, en virtud del cual los países se han comprometido a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y a mantener “el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 °C con respecto a los niveles preindustriales”.

La acción de Biden devuelve formalmente a Estados Unidos al acuerdo en 30 días y afirma el compromiso de Estados Unidos con las más de 190 países que forman parte del pacto. Se trata de una de la serie de acciones (en inglés) que Biden llevó a cabo en su primer día en el cargo.

La reincorporación forma parte del plan de Biden para que Estados Unidos lidere con el ejemplo en la lucha contra el cambio climático. Su plan establece objetivos ambiciosos para reducir las emisiones estadounidenses y pide que Estados Unidos trabaje con países asociados para fortalecer sus planes de reducción de emisiones en el marco del Acuerdo de París.

“Nuestro país volverá a estar en posición de ejercer el liderazgo global para avanzar en los objetivos del acuerdo, incluyendo mantener el mundo a una temperatura segura”, indica un tuit de la Casa Blanca del 20 de enero.

Biden se propone garantizar que Estados Unidos logre una economía con un 100% de energía limpia y cero emisiones netas para 2050. En su primer año, instará al Congreso a establecer un mecanismo de aplicación para garantizar que se cumplan los hitos clave a más tardar al final de su primer mandato en 2025.

Biden ha nombrado al exsenador y exsecretario de Estado John Kerry enviado para asuntos del clima en materia de seguridad nacional para dirigir el esfuerzo. El nombramiento supone la primera vez que un miembro del Consejo de Seguridad Nacional se centrará exclusivamente en abordar el cambio climático, según Prensa Asociada (en inglés).

Tuit:
Enviado presidencial especial John Kerry @ClimateEnvoy
Hoy el presidente de Estados Unidos (@POTUS) ha reincorporado [a Estados Unidos] al Acuerdo Climático de París, restaurando la credibilidad y compromiso de Estados Unidos, estableciendo una base y no un tope, para nuestro liderazgo en materia de clima. Trabajando juntos el mundo debe aumentar su ambición y lo hará. Es hora de ponerse a trabajar, el camino a Glasgow empieza aquí.
18:09 horas · 20 de enero de 2021
(Enlaces y etiquetas en inglés)

Como máximo diplomático de Estados Unidos durante la administración Obama, Kerry fue uno de los artífices del Acuerdo de París. La administración anterior se retiró del acuerdo el 4 de noviembre.

Biden ha dicho que lograr una economía de energía limpia “no es solo una obligación, es una oportunidad” para revitalizar el sector energético de Estados Unidos con nuevas industrias y empleos de alta calidad.

Su administración pedirá una inversión histórica en la innovación de la energía limpia y la investigación sobre el cambio climático, y ampliará el éxito anterior de Estados Unidos en la reducción de emisiones.

Estados Unidos ha reducido las emisiones derivadas del uso de combustibles fósiles en más de un 15 % entre 2005 y 2019, según la Agencia Internacional de la Energía. Las reducciones se han visto impulsadas por tecnologías energéticas innovadoras, tales como la energía nuclear, el gas de esquisto, las tecnologías de transformación del carbón, las energías renovables, el almacenamiento en baterías y la mejora de la eficiencia energética.

“Desde las ciudades costeras hasta las granjas rurales y los centros urbanos, el cambio climático supone una amenaza existencial, no sólo para nuestro medioambiente, sino para nuestra salud, nuestras comunidades, nuestra seguridad nacional y nuestro bienestar económico”, dijo Biden.

Por El Metropolitano

Somos un periódico alterno con noticias locales y nacionales de todo el territorio nacional de Guatemala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *