Los procesos de fiscalización hechos a 23 empresas permitieron a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) detectar una estructura dedicada a la simulación y elusión de pago del impuesto al valor agregado (IVA) y el impuesto sobre la renta (ISR).

Marco Livio Díaz, jefe de la institución, explicó que estas compañías inscritas para el pago de tributos al 25 por ciento sobre utilidades, consideradas como contribuyentes especiales grandes y medianos, redujeron el pago y declararon el siete por ciento.

Cómo lo hacen

El funcionario mencionó que para crear esta “falsa sensación de legalidad con esta figura”, las empresas tienen compañías inscritas al régimen optativo de declaración al siete por ciento a las cuales se extendieron facturas y sus respectivos pagos por bancarización sobre servicios de alquileres, honorarios, estudios técnicos, comisiones y asesorías.

 “Todas son empresas relacionadas, por diferente razón hemos ya localizado que no tienen ninguna relación comercial real ni sustento económico real”, dijo Díaz.

El funcionario comentó que las compañías facturan montos sin empleados, sin activos por grandes cantidades, lo cual se considera como simulación y defraudación tributaria.

Díaz recalcó: “Cuando les pedimos la sustancia, no existe. Solo están las facturas, están bancarizadas y han pagado el 7 por ciento, pero no existe realmente un servicio prestado. Las compañías no pueden demostrar que tienen una sustancia económica”.

Compras personales

Además, aprovechan el crédito fiscal del 12 por ciento comprando bienes inmuebles, vehículos de lujo, joyas y electrodomésticos, entre otros.

“Todo lo contabilizan como crédito fiscal que, obviamente, pertenece a los socios de las compañías a quienes se les está facturando, con lo cual se están apropiando del IVA. Luego reclaman el crédito fiscal que han recibido las compañías grandes, así como no pagan el IVA”, añadió el titular de la SAT.

Denuncias

Díaz indicó que ya se presentaron dos demandas penales por estas irregularidades en las que incluso hay empresas ligadas al sistema financiero nacional.

La SAT tiene el registro de 300 mil compañías inscritas bajo el 25 por ciento sobre utilidades. Se hizo el llamado a aquellas empresas que han usado este sistema para presentar su declaración jurada al 31 de diciembre de 2020, que las rectifiquen y eviten procesos legales.

Por El Metropolitano

Somos un periódico alterno con noticias locales y nacionales de todo el territorio nacional de Guatemala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *