En el interior del centro preventivo para hombres y mujeres ” Álvaro Arzú Irigoyen”, ubicado en la aldea Los Jocotes, Zacapa, agentes de la DEIC, sorprendieron a Douglas Bladimir Martínez Arévalo, de 27 años, privado de libertad, cuando recibía de su víctima de extorsión, un paquete que simulaba la cantidad de Q.500 en efectivo, quien, además, a través de llamadas telefónicas le exigía que llegara al referido centro carcelario a realizarle visitas conyugales.

Por tal motivo, Martínez Arévalo fue trasladado al juzgado respectivo, para que solvente su situación legal, junto a dicho paquete y un teléfono celular que se le encontró.

Además, nuevamente queda evidenciado que el Sistema Penitenciario les permite a los reos tener teléfono en la cárcel de Los Ocotes Zacapa sin ningún problema pese a que es prohibido.

Por El Metropolitano

Somos un periódico alterno con noticias locales y nacionales de todo el territorio nacional de Guatemala

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *