Con un país casi en rojo total, con poca información de las vacunas rusas compradas, déficit de medicamentos y hospitales colapsados, la ministra de salud, Amelia Flores, renuncia de su cargo y afirma en el programa A Primera Hora “no soy corrupta”, pese a una serie de señalamientos en su contra por la poca información emanada de este ministerio.

La ministra Flores se retira del cargo aduciendo problemas familiares y de salud, tomando en cuenta que fue víctima del Covid-19 y le deja la estafeta al doctor Francisco Coma.

La funcionaria fue juramentada el 18 de junio de 2020, después de que el presidente Alejandro Giammattei anunciara una serie de cambios en su gabinete y desde hace algunos días le había comentado al mandatario su deseo de dejar el ministerio para atender sus asuntos.

En los últimos meses la ministra Flores ha sido el centro de una serie de críticas por no ofrecer detalles convincentes del contrato con Rusia por la compra de las vacunas Sputnik V y se retira en la total incertidumbre al respecto de este asunto, dejando al doctor Coma con la responsabilidad de responder por esto.

Según lo expresó Flores, la renuncia fue presentada desde hace un  mes, pero acordó con el presidente Giammattei esperar hasta el 16 de septiembre, indicando que para ella ya es tiempo de retirarse y tiene procesos personales que solventar y requiere de tiempo.

Impactos: 62

Por El Metropolitano

Somos un periódico alterno con noticias locales y nacionales de todo el territorio nacional de Guatemala

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *