Con preocupación ha visto el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) la aglomeración de personas que se ha registrado en el país, derivado de la celebración de actividades culturales y deportivas.

Hemos visto que la población tiene una sensación de relajamiento muy fuerte y en este momento en países donde se supera la vacunación en un 70 % están regresando a cierres importantes de la movilidad de sus ciudadanos, se refirió Francisco Coma, titular de la cartera, en una conferencia de prensa.

A esto, agregó que Guatemala ha presentado diversos escenarios desde hace dos años, por lo que hizo un llamado a las personas a no bajar la guardia.

“Cuando se nos advierte y se nos señala el riesgo, debemos tener un comportamiento que nos permita estar en una situación como la de hoy, pero, si continuamos con el relajamiento en las medidas, podríamos encontrarnos ante el aparecimiento de una cuarta ola”, aseguró Coma.

Instan a no bajar la guardia de vacunación contra COVID-19 en la última época del año

Esfuerzos de reactivación

El ministro mencionó que el Gobierno de Guatemala ha buscado mecanismos para promover la reactivación económica, bajo las medidas de bioseguridad.

También por esa razón se la ha apostado a la vacunación de diferentes segmentos de la población y como resultado se han aplicado 9 millones 619 mil 772 dosis de vacuna contra el coronavirus.

Hemos buscado mecanismos para que el semáforo de alertas COVID-19 continúe permitiéndonos promover la reactivación, informó.

Ante esto, recordó que todas las actividades, tanto de comercio como sociales, deportivas, religiosas y culturales, están regidas por el semáforo. Por esta razón, si se registra un aumento de casos de la enfermedad, significaría una restricción en los eventos que se realicen en cada municipio.

“Todos queremos regresar a la normalidad, pero, si no tomamos las medidas hoy, probablemente nuestras fiestas se complicarán” , agregó.

Disponibilidad de camas

Durante la conferencia de prensa del MSPAS, también se brindó información sobre la disponibilidad de camas en la red hospitalaria nacional.

En ese sentido, especificó que en los hospitales de atención por COVID-19 se registra un 21 % de camas ocupadas por pacientes severos y un 10 % por pacientes moderados.

Estos porcentajes representan una disminución, pues a principios de año se contabilizaba una ocupación de 72 % para pacientes severos y un 23 % para pacientes moderados.

Además, en la red hospitalaria nacional, la cantidad de ocupación de camas para casos severos es de 28 % y para casos moderados es de 12 %.

Con esto se demuestra que la vacuna realmente protege, aunque no evita el contagio. Ahorita estamos en fase de preparación porque hemos visto el comportamiento de la pandemia en otros países.

“Suponemos que podríamos tener una siguiente ola fuerte en Guatemala y para eso nos estamos preparando”, dijo Jorge Meneses, viceministro de Hospitales.

Ante esto, recordó que aunque haya disponibilidad de camas y de recursos y que la positividad de las pruebas de COVID-19 haya bajado a un 7 %, los guatemaltecos deben continuar cumpliendo con las medidas de seguridad sanitaria

Texto Lucía Contreras

Impactos: 22

Por El Metropolitano

Somos un periódico alterno con noticias locales y nacionales de todo el territorio nacional de Guatemala

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *