En nuestro país el sector porcícola ha sufrido un incremento de contrabando de cerdos que pone en riesgo a la piara nacional, debido a la posible entrada de enfermedades transfronterizas.

Esta red de comercio ilícito opera en varios departamentos fronterizos con México, incluyendo Huehuetenango, San Marcos, Cobán, y zonas del nororiente del país.

Anuncios

Este flagelo se identifica a través de la: la venta de cerdos gordos para destace y la introducción de cerdos para genética.

En ambos casos, los comerciantes no cuentan con los permisos sanitarios emitidos por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), y no pagan los impuestos correspondientes al ingreso del país. La cadena está integrada por comerciantes, transportistas, faenadores, entre otros; quienes utilizan pasos no controlados para movilizar tanto cerdo en pie como en piezas de carne.

En algunas regiones del país, como Huehuetenango, Quiché, San Marcos, Retalhuleu, Petén, Cobán, Jutiapa y Chimaltenango, el contrabando en el sector porcícola va en aumento debido a la falta de controles sanitarios, a la depreciación del peso mexicano y ha abierto la puerta a nuevas preocupaciones para el sector, incluyendo el ingreso de enfermedades que actualmente no existen en Guatemala y que ponen en riesgo la producción nacional y legal del país.

“El contrabando en el sector porcícola no solo representa una competencia desleal, sino también una amenaza para la salud animal y la seguridad alimentaria de nuestro país. Es importante que las autoridades realicen más operativos en carreteras y rastros clandestinos para el decomiso de animales vivos, productos y subproductos, para combatir esta práctica ilícita y proteger a los porcicultores nacionales” explica Axel Romero, gerente de gestión de la Comisión de Defensa del Comercio Formal (CODECOF).

Históricamente en Guatemala han ingresado dos enfermedades por la falta de controles sanitarios que ocasiona el contrabando: la Peste Porcina Clásica, que ingresó de El Salvador en 1930; y la Diarrea Epidémica Porcina, proveniente de México en 2015. en últimos años, juntamente con autoridades del MAGA se han llevado a cabo varios operativos exitosos. Sin embargo, debido a que los procesos se han complicado y avanzan muy lentamente, el sector necesita el apoyo de las instituciones de Gobierno que tienen que ver con el tema de contrabando.

Para contrarrestar este delito, el sector porcícola ha iniciado una serie de acciones, entre ellas la generación de talleres de educación principalmente temas relacionados a la salud, manejo, nutrición, comercialización y reproducción. Pretende llegar a pequeños y medianos productores de todo el país

El sector porcícola hace un llamado a las autoridades a tomar medidas más efectivas para combatir el contrabando de cerdos y proteger la salud de la piara nacional. Asimismo, hace un llamado a la sociedad en general a no contribuir con este comercio ilícito, y a consumir productos porcícolas que cumplan con todas las regulaciones sanitarias y fiscales en Guatemala

#CODECOF#metroredes

Impactos: 93

Por El Metropolitano

Somos un periódico alterno con noticias locales y nacionales de todo el territorio nacional de Guatemala

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *